lunes, 31 de diciembre de 2012

2012


Último día del año y tengo ganas de subir mi texto de despedida. Como no sé muy bien despedida de qué, o más bien cuál de todas las despedidas, no voy a aclarar mucho (podría ser del año, del blog, previa a algún viaje, cualquier otra cosa y todo al mismo tiempo). Antes de seguir, dos aclaraciones... estoy como a 300km de mi casa, por lo que no tengo mi computadora mas sí mi iPad... por esto las faltas de ortografía pueden llegar a ser muchas. Por otro lado, no sé muy bien de qué va a tratar este texto aún y por esto el nombre tan poco jugado.

Pues bien... un nuevo fin de año ha llegado, un poco más cerca del fin estamos todos, pero hemos sobrevivido a un nuevo fin del mundo, lo que no es poco… no es poco. Quienes leyeron mi texto de fin de año de hace dos años (o uno, no recuerdo bien), sabrán que mucho no me gustan los resúmenes de cuenta. Qué hice y qué no hice este año es algo que no quiero pensar... porque generalmente la respuesta, en el qué no hice, contiene la frase "no viviste, pelotudo".

De cualquier forma, y porque no soy un halcón perfecto (por mucho que lo intento), estas son épocas en las que uno recuerda todo aquello que quisiera que hubiera sido distinto. Los maravillosos "what if...?"...que tal si esto o aquello. No sé si alguna vez les pasó de recordar alguna situación particular en sus vidas y que dijeran "pah...qué hubiera pasado si no hubiese hecho eso", o "si hubiese dicho aquello".

Creo que todos somos permeables a este tipo de situaciones, por esto yo me esfuerzo mucho en el día a día para que no se generen estos loopholes, estos puntos en la vida donde según algunos (incluido mi psicólogo) se generan varios universos según la decisión tomada. Es decir, yo no puedo hacer nada para que no se generen otros universos, pero lo que sí puedo hacer es buscar que mí universo sea el generado por el camino del "me la jugué" (qué salado que soy).

Esto claramente es, en cada momento de decisión yo busco el camino que aunque lleve cierto esfuerzo, es el que creo que me va a generar menos what ifs. Si quieren saberlo, los what ifs son de las cosas que más miedo le tengo.

En cualquier caso notaran que por más que pueda intentarlo, no tengo como asegurar que nunca aparezca una situación que a futuro me haga preguntar qué habría pasado. Y aunque lo lograra, de cualquier forma tengo una lista bastante larga de la época en la que yo no vivía de esta forma... o más bien, de la época en la que yo no vivía.

¿Vieron ustedes la película ‘The butterfly effect’? Creo que es una de las grandes películas de nuestros tiempos (sin dudas de las mejores cosas que nos pudo haber dado Ashton Kutcher). Esta película, si se quiere, muestra muchísimos loopholes donde el personaje principal vuelve en el tiempo, justamente para evaluar "que habría pasado si las cosas hubieran sido distintas". Aquellos que la vieron sabrán que mucho de todo lo que intenta el loco resulta con efectos bastante negativos (y de ahí el temita este de la mariposa y el aleteo en Japón… siempre en Japón).

Hay otra película por ahí, que si no me equivoco se llama ‘The time machine’... esta es con el loquito de ‘Memento’, y si bien no creo que sea una gran película, tiene una frase pronunciada por Jeremy Irons en la que le explica a Guy el por qué de su impotencia para salvar a su amada prometida con la máquina del tiempo que el inventó. La explicación, dicha mucho mejor que yo por Jeremy, es algo como "debido a que construiste la máquina del tiempo para salvar a tu amada, la teoría del caos y la física cuántica no permiten que la salves. Porque si la salvas, el motivo para construir la maquina nunca habría existido y por tanto la máquina del tiempo sería una paradoja en sí misma" (obviamente lo puse entre comillas pero ni loco este es el dialogo de la película).

Cuestión que luego de mucho pensarlo y aceptar lo que otros más sabios pensaron antes, he llegado a la conclusión de que aunque los what ifs sean una necesidad, no hay caso en darle vueltas al asunto, el Doc Brown no me va a pasar a buscar en su Delorean para ayudarme a corregir todo aquello que querría.

Ahora... sí creo sumamente necesaria la máquina del tiempo, no la creo imposible y pienso que está al alcance de la mano de todos nosotros. Pero esto es otro tipo de máquina, una más parecida a la melancolía, sin las partes negativas de la misma... algo más parecido a lo que podemos ver en "Click" con Adam Sandler (perdón que nombre esta película).

¿No sería una linda experiencia (y pienso que yo lo haría en estas fechas... en lugar de los aburridos resúmenes) volver al pasado para revivir una experiencia ya vivida, revivirla tal cual la vivimos en su momento, sintiendo lo que sentimos? (Black Mirror tiene algo en este sentido... pero no llega a lo que yo digo).

Se imaginan volver a nuestro cuerpo cuando estábamos gritando "si prometo" en primero de escuela... sentir esa sensación de patriotismo (que quizá no hemos vuelto a sentir desde entonces). O volver a la época de mayor depresión (no vale decir “eso es toda la vida”… yo canté primi), para sentir lo que sentíamos, y así ver lo distinto que es el presente, aunque en ese momento no lo viéramos como posible.

O volver a esa primera vez que fuimos rechazados por aquel primer amor... revivir aquella primera vez en la que no supimos lo que hacíamos, o la segunda vez, en la que sabíamos lo que hacíamos y también que lo hacíamos muy mal.

No sé si logro explicarme en este concepto, pero si lo pudiera hacer, quizá podrían compartir conmigo lo lindo que sería poder vivir toda nuestra vida de nuevo, una y otra vez, y sin cambiar absolutamente nada… simplemente revivirlo. Volver a todos esos momentos en los que fallamos, en los que nos dimos contra la pared... ver si aprendimos las lecciones o volver a aprenderlas.

No sé si hay fanáticos de Dumbledore entre mis tres lectores (sé que mi vieja y mi viejo no… pero el lector desconocido, no lo sé) pero él tenía un aparato llamado pensieve que le permitía ordenar sus pensamientos y recuerdos. De cualquier forma, al igual que el británico de Black Mirror (que también era un Real Rockanrolla) solo se queda con las imágenes y las palabras mas no así con los sentimientos. Yo realmente quisiera poder revivirlo todo… la vida de cuántos psicólogos sería más fácil con esta herramienta.

En lo personal regresaría a aquel día en el que yo era muy chiquito, en el que estaba con mi amado Nonino (el mejor de los acuarianos que alguna vez pisó la tierra), en un sillón de  un apartamento en el centro de mi ciudad natal, y él se dedicaba a moverme el esqueleto (esto era algo así como unas cosquillas). Ahí volvería cada vez que no viera la luz... porque mi abuelo era todo luz.

Feliz año nuevo para todos y que la paz sea con todos ustedes (y obviamente con sus espírituses). 

2 comentarios:

Alfredo Cot dijo...

Yo, desde luego de Dumbledore, no lo soy, (digo fanático) pero lo de ordenar no está mal, incluso los sentimientos (que dicho sea de paso son mucho más desordenables)

Coincido en lo atractivo de revivir, aunque supongo que al final de esa revivida también nos plantearíamos la misma cuestión... y de nuevo volver a empezar.

No sería mejor, una vez todo ordenado darle a la segunda parte de nuestra vida, la experiencia de la primera. Es gratis y está al alcance de todos, bueno de todos no, sólo de aquellos que como tú, con los pies en el suelo y el recuerdo de Nonino creen que podrían sacarle un mayor partido a esa segunda parte.

Y... ¿Qué tal si esto no te lo hubiera escrito...?

Abrazos, a tus viejos incluidos.

Alfredo

ale dijo...

Que bueno encontrar escritores como vos,me dejas pensando....
seria maravilloso poder volver vivir momentos de muestras vidas en donde fuimos verdaderamente felices,yo por mi parte me gustaria volver cuando era niña, y pasabamos veranos hermosos con ni hermana y mis padres, o cuando nacieron mis hijos , o no se tengo muchos momentos maravillosos............pero me que con lo de Dumbledore.
Y saber q hay momentos q ya no volveran y los atesoro en mi corazon y en mente siempre vivos
Asi como Dumbedore los ordeno, quizas los clasifique tambien, asi como que me guardo los mas gratos y otros no gratos prefiero desachar.
Espero volver a leerte otra vez, con algo que me pueda dejar pensando!!