viernes, 17 de diciembre de 2010

Por algo a mí… por algo a mí me gusta el inglés.

He decidido mechar otro post más antes de despedirme del año. Estoy buscando editar mi primer libro en el 2010 así que por eso me tengo que apurar un poquito. Espero que no por esto ustedes vean que el nivel de los temas que toco pasa a ser menos interesante. Los próximos temas, después de este post y antes del cuplé de la despedida, serán: “las cebras y su parentesco con las mulas”, “¿Por qué cuando traigo paraguas al trabajo no llueve?”, “Los percheros en el trabajo y su uso” y por último “Las hamburguesas de carrito vs las del McDonald’s”.

No tengo dudas de que no ven el momento en que se publiquen estas maravillas literarias…sé que me guardé para el final del año los mejores temas, lo sé y lamento haberles hecho esperar tanto para utilizar la artillería pesada. Mi intención aguantando estos temas eran dos. Hacerlos sentir esperanza de que el futuro traiga algo mejor, para luego demostrarles mi amabilidad para con ustedes a la hora de cumplir con todo esto.

¿Qué es lo que nos trae por aquí hoy? Quería hablarles de un cierto odio que estoy sintiendo para con mi lengua materna y para con algunas frases. Para que me conozcan un poco más, están ante una persona que tan solo conoce dos idiomas: el inglés, aprendido en años de esfuerzo, y el español, que nunca llegué a aprender del todo pero que fue el primero que hablé.

Bien, siempre se me hizo fácil entender esa lengua extraña para mi tierra, nunca perdí un examen y digamos que siempre me destaqué. En cambio, nunca fui muy bueno con el Español, habiendo incluso tenido que asistir a clases de “recuperación” en el liceo, que no era otra cosa que una clase extra para los más tontos. Como ustedes ya sabrán, poco tengo de tonto, al menos en el sentido más conocido de la palabra, por lo que estas fallas con el idioma obviamente se debían a mi necesidad de entender más allá de lo que se me decía.

Y sigo sin entender, por eso sigo hablando tan mal (y escribiendo peor, como ya habrán notado). Pero hace poco tiempo descubrí algunas de las razones por las cuales detesto esta lengua, algunas…sé que hay muchas más. Para no basarme solamente en mi ignorancia he consultado el diccionario de la RAE que encontré en la web y que espero sea certero con ciertas definiciones.

Y, ¿por qué hablo de definiciones y RAEs? Hablo de esto pues es esto lo que he descubierto me molesta del idioma. Ciertas palabras, que si las llevamos a su forma más básica, a mi gusto quieren decir cosas que poco que ver tienen con el concepto que se quiere expresar. Por suerte para la primera de estas dos palabras he encontrado una definición que me lleva directamente al meollo del asunto.

Hace un rato mencioné que yo quería parecerles a ustedes amable por hacerlos felices en base a estas “breves” lecturas. Ahora, ¿qué mierda significa ser amable? Según yo entendía, ser amable era una especie de sinónimo a ser cortés, ser bueno, ser gentil para con el resto. Muchas veces he escuchado la frase “ah, Pedrito es tan amable”, incluso podía ser seguido por la siguiente frase “…nada que ver con su madre”.

Según la RAE, amable viene del latín “amabilis” y significa “digno de ser amado”. Es esta definición la que me da picazón, que amable sea digno de ser amado. ¿No les suena raro? O sea, no es raro que amable signifique esto, ya que el sufijo “ble” para mi viene de una habiliadad y “ama” claramente viene de amor. Así que alguien amable, así como alguien querible, abrazable, besable, pegable, es claramente alguien a quien se le puede destinar un poco de amor.

Lo que me da la picazón es la forma en la que usamos esta palabra. Primero, es espantoso decir que alguien no es amable… las implicancias de no ser amable en un mundo donde (yo creo) que el amor lo es todo, que sin él no somos nada, son enormes y tristes para esa persona. Pero aparte, ¿quién te crees vos para decir que yo soy una persona amable o no?

¿Podemos dividir el mundo entre gente a ser amada y gente a no serlo? Lo que me lleva a algo más, ¿ será posible que mi lista de gente amable difiera de la tuya? Digo, yo no creo que todos vayamos a amar a las mismas personas, o que en cualquier caso nos consideremos capaces de amar al mismo mundo.

También podemos decir, “si bien yo no te amaría, creo que sos amable”. Pero si decís esto, ¡sos terrible pajero! Es como decir, “mirá, a mi no me vas, pero sos re linda/o”…lo que es cualquiera (o no, ni me importa ya…estamos a fin de año).

Por último, ahora incluso me resulta más gracioso cuando a la palabra amable le agregamos un cuantificador como “muy”. Laurita es “muy amable”…o sea, es realmente digna de ser amada…debe ser de la realeza y tener mucha plata.

¿Aún no estás convencida/o de que el Español es una poronga? ¿Estás seguro/a de que querés seguir leyendo? Si tenías la esperanza de que este texto berreta fuera  a mejorar, te equivocaste. En particular, es obvio que no puede mejorar porque está escrito en español, lo que lo complica todo. Pero ta…como dice un proverbio chino (ni idea), “la esperanza es lo último que se pierde”.

¿Seguro? ¿Seguro que querés tener esperanza hasta el final? Yo que vos lo volvería a pensar. Actualmente no solo no creo que tiene que ser lo primero a perder, sino que prefiero ni siquiera haber tenido esperanza. Veamos que nos dice la RAE sobre la esperanza: “Estado del ánimo en el cual se nos presenta como posible lo que deseamos”. Ni idea de lo que esto significa, veamos otra: “Rel. En la doctrina cristiana, virtud teologal por la que se espera que Dios dé los bienes que ha prometido”…mmm…nada que ver con lo que busco.

Sigamos…”Tiempo medio que le queda por vivir a un individuo de una población biológica determinada. Para los recién nacidos coincide con la duración media de la vida en dicha población”…me encantó, pero creo que esto es esperanza de vida.

¡Acá! Encontré lo que buscaba, “Esperar, con poco fundamento, que se conseguirá lo deseado o pretendido”. Esperar…es claro que esperanza tiene su base en la espera…con poco fundamento…esperar que algo se de con poco fundamento…fuerte…

Creo que esta palabra va en contra de todo lo que vengo intentando plantear hace tiempo. Esperar es no actuar, y si lo último que voy a perder en esta vida es la esperanza, ¿significa que esperé eternamente?, ¿para qué? La verdad, no tengo mucho que agregar a esto, simplemente eso, me parece que la esperanza es un error conceptual enorme.

Solo para ser un poquito más claro… ¿se dan cuenta que los hijos de pu&@ de la RAE consideran un término que abala una forma de ser triste? Porque según lo que dicen, sin mayor fundamento esperamos a que se de algo que queremos. O sea, no hay razones para que se de, nos quedamos esperando a que se de y ¡en teoría nos interesaba ese algo!

Dejate de joder, si deseas o pretendes algo, no te quedes esperando, por poco probable que sea. Y si es tan poco probable, y si no vas a hacer nada, por favor no pierdas tu tiempo esperando, cambia el disco. Esto último lo digo por experiencia…12 años de mi vida los viví bajo el techo de la esperanza…y espere… y desee… y por razones obvias nada se dio… fue cuando actué que viví, no antes…antes tuve esperanza.

I hope you undestood what I meant,

The Kindest of the Sparrowhawks.

5 comentarios:

Sparrow dijo...

Fe de erratas: demostrando mi desconocimiento del idioma y sus palabras, el word me permitió utilizar la palabra "abala" cuando la que quería usar era "avala". Mis disculpas por este suceso, gracias a mi amiga del balcón por el aviso, y sepan entender que soy tan solo un halcón...solo eso.

Any dijo...

Totalmente! Espero ansiosa el post sobre "Porque las zebras usan paraguas cuando van a Mc Donalds", hace años que estoy interesada en este tema.
Ajaaaa! conque tenía que ir a clases de recuperación eh?, vio? si, si, no me venga con excusas como que ud quería entender mas allá y no sé que ...
Ah si, Pedrito nos salió de amable che! amabilísimo, amabilérrimo diría yo. Por supuesto que su lista de gente amable difiere de la mía, y de la de todos a Dios gracias.
Con respecto a esperanza, es fácil, se queda con la primer definición y todos felices. Pa que siguió buscando hasta encontrar una definición-bajón? "Estado de ánimo en el cual se nos presenta como posible lo que deseamos" es perfecta! Que tiene que andar rebuscando cosas raras? Si bueno, claro, 12 años es como mucho ...
Yo creo que la lengua de Shakespeare y la de Cervantes no son comparables, por muchas razones, pero me estoy yendo al carajo en la extensión.
Y todo bien con el english pero algunas cosas, como por ejemplo una buena puteada, no tienen el mismo peso y sentido si no se expresan en cristiano (o sea en español)
Dicho lo cual, y antes de que me abuchee, procedo a hacer mutis por el foro.

Glasses & Kisses

Federico dijo...

jajaja me encató!

Ah! y le tengo un pequeño aporte halcón!
la solución a todos nuestros problemas de espera...

Desespérese! ya!!! Todos!!! Desesperémonos!

Desesperación. (según RAE)
(De desesperar).
1. f. Pérdida total de la esperanza

Che... por cierto... que vanguardista resulto ser la Marta Sánchez... (cuak!)

Sparrow dijo...

Estimados Any y Federico:
Por distintas razones que no voy a detallar ahora...o si...Any porque me ha dejado comentarios muy interesantes en la mayoría de mis posts y Federico porque si bien me ha dejado pocos, han sido lo suficientemente halagadores...es que debo comunicarles que la competencia por el "Seguidor del año" está reñida entre ustedes dos.
Como ya habrán leído en las bases (si las encuentran avisen) el primer premio es una copia de todos mis posts con dedicación y un post inédito que solo será leído por el/la ganadora/o.
A su vez para el segundo premio tenemos un pack x6 de Medio y Medio, una estadía en el hotel Marathon de Florianopolis para dos personas por 12 noches y se está por confirmar una canasta familiar, pero todavía no es seguro.
Así que mucha suerte y a esforzarse que los veo muy seguros para ese primer premio (y la gran fortuna que este conlleva).

Atte.

Departamento de Relaciones Públicas de The Last Flight of the Hawk (aka. RRHHTLFH)

Any dijo...

Como soy una dama (ejem, disimule) le cedo gentilmente el primer lugar al Sr. Federico. Le corresponde a el sin dudas, aunque mas no sea por cercanía física.
Mientras tanto yo intentaré consolar mi pena de haber perdido el primer puesto con el pack de medio y medio, cómodamente instalada bajo una palmera en Florianópolis.
Pa que vea que mi generosidad no tiene límites, la canasta también se la cedo a mi contrincante.
De nada
A los pieses de ud como siempre